El taponamiento de la vía que lleva al relleno sanitario Los Picachos por parte de la comunidad y la orden de cierre del mismo por parte de la autoridad ambiental tienen a 16 municipios del Cauca inundados de basuras. En Popayán se habla de más de 500 toneladas que no han podido ser evacuadas por el prestador del servicio.

La ruptura de una geomembrana estaría permitiendo la filtración de lixiviados en el relleno sanitario Los Picachos, en donde hacen disposición de las basuras 16 municipios del departamento del Cauca.

“Y esto hace que la CRC tome la decisión de cerrar el paso, hasta tanto no se tomen las medidas correctivas y se garantice la impermeabilidad del mismo para que no se siga contaminando el subsuelo y los acuíferos presentes”, indicó Héctor Gil Walteros, alcalde [e] de Popayán.

La orden de la autoridad ambiental es que no se disponga ni un solo gramo más de residuos en ese lugar, cerca de 300 toneladas diarias deberán ser llevadas al relleno sanitario de Pasto o al Valle del Cauca, al municipio de Yotoco.

“Ellos están solicitando la autorización y habilitación de una nueva celda, eso se le pasó a la interventoría que es la que tiene que evaluar la situación en conjunto con la Secretaría de Infraestructura del municipio.”, agregó el mandatario [e].

Tan solo en Popayán hay cerca de 500 toneladas de basuras en las calles que esperan ser retiradas. Desde el pasado domingo en horas de la noche los vehículos recolectores no han podido ingresar a descargar los desperdicios por protestas de campesinos de tres veredas aledañas al relleno.

Camilo Fajardo