El cuerpo élite de la Policía lo integran más de mil uniformados de distintas direcciones y especialidades. Fue creado en junio del año pasado como producto del acuerdo de paz y con el propósito de investigar los crímenes de líderes sociales y étnicos, reclamantes de tierras y excombatientes.

Según cifras certificadas por la ONU, entre 2016 y lo que va de 2018 se han registrado 178 asesinatos de líderes sociales, un promedio de seis por mes.

Además, en ese mismo periodo han sido asesinados 65 excombatientes de las Farc y 20 de sus familiares, para un total de 85 crímenes relacionados con esa exguerrilla y hoy partido político.

“Hay un avance significativo entre Policía y Fiscalía de un 64 % de esclarecimiento”, afirmó el coronel José Restrepo, jefe del Cuerpo Élite de la Policía.

Si bien el Cuerpo Élite opera en todo el país, hay unas zonas críticas que registran la mayoría de casos.

“Zonas como el Litoral Pacífico, específicamente en Tumaco y en el departamento del Cauca, tenemos afectaciones en el departamento de Antioquia y algunas afectaciones también en el departamento de Santander”, confirmó el coronel Restrepo.

Hasta el momento 165 personas han sido capturadas por su presunta participación en estos crímenes. Este cuerpo seguirá operando de forma indefinida.