Hace 19 años fue asesinado el periodista y humorista, Jaime Garzón, cuando se dirigía a la emisora Radionet. Familiares, amigos y ciudadanos en general, cada año le rinden un homenaje dejando flores en un monumento hecho en su honor, en Bogotá.

Sin embargo, este caso continúa con muchos interrogantes,  pese a que la Fiscalía lo declarara como crimen de lesa humanidad en el año 2016, para evitar su prescripción.

Sebastián Escobar, abogado de la familia de Jaime Garzón, pidió que continúen las investigaciones y los juicios en la justicia ordinaria y afirmó que «en la ultima legislación que salió sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en cuanto a las normas procesales, el partido del actual presidente de las República introdujo unas modificaciones que nos generan preocupación porque permiten suspender los procesos en contra de los agentes de la Fuerza Pública por hasta 18 meses”.

Escobar indicó que por esas modificaciones en el caso “eventualmente, la investigación por el crimen de Jaime Garzón podría verse suspendida por 18 meses más, si así lo deciden las personas que se encuentran investigadas”.

Por este crimen fue condenado el desaparecido jefe paramilitar, Carlos Castaño, mientras que en juicio continúan el coronel en retiro Jorge Eliecer Plazas Acevedo y el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez.

La familia de Jaime Garzón espera que otros agentes del Estado sean llamados a comparecer y que eventualmente se esclarezca este crimen.