El periodo como procurador de Fernando Carrillo terminará el próximo 15 de enero, y a pocas horas de concluir su administración, entregó un balance de su gestión, que dejó 2.722 sanciones a servidores públicos, de las cuales 777 son inhabilidades para ejercer cargos públicos.

De acuerdo con el reporte, 601 alcaldes, 14 gobernadores y 590 concejales fueron sancionados disciplinariamente en los últimos cuatro años.

Entre las sanciones se incluyen hechos de corrupción como el caso Odebrecht; el procurador anunció medidas contra exdirectivos de la multinacional.

Las regiones con más sanciones fueron:

  • Cundinamarca: 132.
  • Santander: 129.
  • Boyacá: 104.

El procurador destacó además la modernización y los avances en la descentralización de la entidad.