Investigadores del CTI de la Fiscalía conocieron la denuncia de un reconocido banco, que reportó la salida de dinero hacia diversas cuentas bancarias a través de maniobras fraudulentas y acceso ilegal a sus sistemas.

Durante seis meses los investigadores rastrearon una estructura de asaltantes virtuales, establecieron las identidades y roles de sus presuntos integrantes y, con suficiente evidencia física, determinaron que sería la organización delincuencial responsable de apoderarse de algo más de 700 millones de pesos.

En diligencias cumplidas simultáneamente en las ciudades de Bogotá, Cúcuta, Villavicencio y Bucaramanga, fueron capturadas 22 personas señaladas de conformar la red de piratas virtuales.

Los detenidos fueron trasladados a Bogotá y la Fiscalía les imputó los delitos de hurto por medios informáticos, acceso abusivo a un sistema informático y concierto para delinquir.

Entre los capturados están: la directora administrativa de una sucursal en el centro de Bogotá del banco afectado; y un hombre detenido en años anteriores en Ecuador y Chile por clonar tarjetas y realizar robos virtuales a usuarios del sistema financiero.

La mujer habría instalado un malwareo virus en los sistemas de la entidad mediante la conexión de un dispositivo USB a uno de los computadores a los que sólo ella, por su condición de directora, podía ingresar porque conocía las claves para hacerlo.

Publicidad

El programa malicioso vulneró la seguridad del sistema informático del banco y permitió que en cuestión de segundos se realizaran transacciones y desvío de dinero a 24 cuentas bancarias en Cúcuta, Villavicencio y Bucaramanga.

A cada cuenta supuestamente llegaron transferencias en diferentes montos, entre 20 y 30 millones de pesos, y los titulares serían personas a quienes les ofrecieron un porcentaje importante del dinero abonado.

Una de las personas que prestó su cuenta y fue capturada, es una mujer de nacionalidad venezolana.

La Fiscalía General ha constatado un incremento de 22.08% en los casos de delitos informáticos respecto al año anterior. En 2017 se han atendido 4.471 eventos que relacionan diversas tipologías que vulneran la integridad personal, el patrimonio económico de las entidades público-privadas, así como la disponibilidad y confidencialidad de la información que circula a través del ciberespacio.

Los casos de delitos informáticos han aumentado un 22% respecto al mismo periodo del año anterior.

VANESA PERALTA – CM&