El incendio forestal que ha consumido más de 500 hectáreas de una reserva natural en ese municipio del sur del César cumple 24 horas sin poder ser controlado por los organismos de socorro.

“Lo preocupante es que no se puede llegar por la boscosidad y zona montañosa que es difícil el acceso y también sobre la problemática que existe por el orden público, es increíble como se viene destruyendo una reserva natural como en el municipio de Loma de González”, indicó Mauricio Padilla, subteniente del cuerpo de Bomberos César.

Los campesinos aseguran que son los más afectados con el incendio forestal con sus cultivos, y también las fuentes hídricas.

“Los cultivos se están afectando demasiado, entonces pedimos ayuda al Gobierno para que de verdad se prendan las alarmas y traigan unas líneas de acción en esta sequía. El maíz está siendo demasiado afectado, el fríjol cabeza negra y la yuca”, manifestó María Zambrano Gómez, campesina.  

Con esta ya son varias las emergencia forestales de gran magnitud producto de las altas temperaturas registradas en el municipio de González, zona fronteriza con el Catatumbo, causando grabes daños al ecosistema.

“Claro que sí he tenido la oportunidad de ver imágenes que de verdad causan mucho impacto debido a que muchas veces las crías o las mismas parejas de animales no logran salir y vemos que en estos incendios las pérdidas de la biodiversidad es demasiado grande, afectando no solamente los recursos naturales renovables sino también los no renovables”, sostuvo Julio César Fernández, director regional de Corpocesar.  

Se pudo establecer que unas 30 familias campesinas fueron evacuadas por la intensidad de las llamas, en el mismo lugar días anteriores un hombre de 78 años de edad murió producto de un incendio forestal.

Publicidad

Luis Enrique Cárdenas