Cerca de 300 mujeres y hombres de la tercera edad que se dedicaban al aseo quedaron desempleados en Medellín. Este miércoles realizaron una protesta para su reubicación.

Amalia Perdomo dedicó 15 de sus 62 años de vida a trabajar en oficios varios como aseadora en la Alcaldía de Medellín.

Justo cuando estaba a punto de lograr su jubilación y en plena pandemia Amalia Perdomo fue despedida junto a 300 aseadoras en su mayoría de la tercera edad, hoy ya no sabe cómo sostener económicamente a su hija, una nieta discapacitada y a otra nieta huérfana.

Vea también: Asesinan a mujer venezolana cuando se movilizaba en un taxi en Medellín

“Aguantar hambre es durísimo, en los servicios estamos atrasadas, la alimentación es pésima”, aseguró Amalia Perdomo, aseadora desempleada.

Amalia y el grupo de aseadoras llegaron este miércoles al parque de las luces de Medellín para hacer una protesta y pedir reubicación.

Publicidad

Por su parte la Alcaldía de Medellín explicó qué esto obedece a un proceso de licitación con empresas de aseo y son ellas las responsables de la contratación y el grupo de mujeres no se encontraban vinculadas con el municipio.

Le puede interesar: ¿Qué imagen capturó el telescopio Hubble el día de su cumpleaños?