La Policía Nacional, dentro de la estrategia ‘Segmentos por la vida’, contará con 33.000 uniformados más, dedicados exclusivamente a fortalecer la seguridad ciudadana en Colombia.

Uno de los propósitos principales de dicha estrategia tiene que ver con la focalización de acciones para la prevención, disuasión y disrupción del delito en 960 microterritorios, donde se concentra la mayor cantidad de delitos, en particular los homicidios y las lesiones personales.

Con este objetivo, para este año se tiene prevista la incorporación de 10.500 policías que irán a las calles del país, lo que representa un aumento de 4.000 uniformados más de los que estaban proyectados; y en el 2022 ingresarán otros 10.500 para un total de 21.000.

Así mismo, de los 5.000 policías que se graduarán este año como patrulleros y subtenientes, 1.500 pasarán a fortalecer el pie de fuerza en Bogotá.

Adicionalmente, 7.000 integrantes de la Institución, que actualmente desempeñan funciones administrativas en oficinas, como operadores del Centro Automático de Despacho (CAD) o encargados del archivo de documentos, serán enviados a las calles a cumplir labores de vigilancia.

Por otra parte, se dará inicio a la implementación del plan de transición de los policías de tránsito para que se incorporen al nuevo modelo de vigilancia en las mismas jurisdicciones en las que actualmente desempeñan su labor.