La creciente de agua del río Venus en el municipio de Nariño, oriente antioqueño, que generó una fuerte corriente con lodo y rocas, arrasó con todo a su paso. 12 viviendas, una escuela, un puente destruido y cerca de 50 familias afectadas dejó la emergencia.

La alerta continúa pues no se descarta una nueva emergencia. Según las autoridades al parecer, un desprendimiento de tierra en la vereda El Piñar días atrás obstruyó el cauce del río Venus y debido a las fuertes lluvias de las últimas horas se produjo la creciente súbita.

Publicidad
Pese a la magnitud del desbordamiento de este río no se presentaron personas lesionadas y ni fallecidas pues lograron evacuar a tiempo.

Tres veredas resultaron afectadas, la que tiene mayores daños es la de Quebrada Negra en donde a esta hora Policía y Ejército realizan el acompañamiento a los habitantes para terminar de evacuarlos.