El general Fernando Murillo viajó hasta el corregimiento El Tres del municipio de Turbo, Urabá antioqueño y señaló que entregaran 50 millones de pesos a la persona que dé información del paradero de los hombre que asesinaron a los patrulleros Cristóbal Bedoya Hernández de la Sipol y Walter Osorio Doria adscrito al Gaula.

Los hechos se presentaron cuando los hombres de la Policía “realizaban labores de inteligencia en contra de las estructura denominada Central Turbo, del Clan del Golfo, y sus cabecillas financieros alias Junior y alias niño son los que vienen sembrando el terror en la región”, afirmó Murillo.

Según las autoridades, el asesinato de los policías es una retaliación por los contrastes operativos que adelantan en el sector para capturar a alias Chiquito Malo, cabecilla de la subestructura del Clan del Golfo.

Unidades de Policía de la región a esta hora se encuentran en operaciones para dar con los autores del doble homicidio de los integrantes de la Fuerza Pública.

Yeison Rojas