Luego de permanecer 20 días varados y en precarias condiciones en las playas de Necoclí, los migrantes haitianos, cubanos y africanos salieron en ocho yates hacia Acandí, Chocó para luego pasar la frontera con Panamá y llegar a los Estados Unidos.

Las fronteras con Colombia aún permanecen cerradas, pero se permitió la evacuación con medidas de bioseguridad y chequeos médicos para disminuir la emergencia sanitaria que atraviesa Necoclí con la llegada de mil migrantes.

Se espera que en los próximos días logren salir en su totalidad.