Un juez de control de garantías dejó en libertad a alias «Pichurria», pero instantes después fue recapturado por las autoridades de Policía cuando salía de la URI.

El delincuente que tenía azotado el barrio El Recreo en el norte de Barranquilla fue recapturado, ahora por el delito de hurto.

Inicialmente se le legalizó la captura por los delitos de porte ilegal de armas y receptación, pero después, con las denuncias de varios de los afectados, fue nuevamente aprehendido por la Policía.

El juez le legalizó la captura, la Fiscalía le imputó cargos, pero el juez no halló mérito para imponer medida de aseguramiento por estos delitos.

El hombre de 20 años, finalmente identificado como Luis Ernesto Perdomo Callejas, de nacionalidad venezolana, según las autoridades, tiene un perfil de necrófilo.