La Fiscalía le imputó cargos por el delito de homicidio a Luis Carlos García Tuabe, miembro de la comunidad Emberá Katío señalado de haber participado del linchamiento del conductor Hildebrando Rivera, en inmediaciones del parque La Florida, en la noche del pasado 25 de enero.

Durante la audiencia, la juez del caso ordenó la presencia de una traductora especialista en lengua Emberá ya que García Tuabe no habla español.

Garcia Tuabe era esposo de la mujer indígena que murió tras ser atropellada por Hildebrando Rivera, quien conducía un camión de basura. La mujer estaba en embarazó y cargaba en brazos a una niña de cuatro años quien también falleció.

La identificación de García Tuabe se logró gracias a videos del momento de la golpiza e interceptaciones telefónicas en las que este hombre habla de la muerte de su esposa e hijos y de la posterior golpiza propinada al conductor.

La Fiscalía también tiene en su poder los testimonios de uniformados de la Policía, funcionarios que trabajaban en obras de reparcheo de la vía y transeúntes que estuvieron presentes durante lo ocurrido.

Los testigos describieron los rasgos y la forma de vestir de García Tuabe y coincidieron en afirmar que el hombre se encontraba alterado y gritando por la muerte de su esposa e hijos, golpeó el camión de basura, y, cuando Hildebrando Rivera fue obligado a descender del vehículo, lo golpeó en varias ocasiones en el rostro y en la cabeza con una piedra.

El hombre no aceptó los cargos imputados y por lo tanto irá a juicio. Se expone a una condena de hasta 37 años de cárcel.

El ciudadano emberá estará recluido en el búnker de la fiscalía mientras se desarrolla el proceso en su contra.

La tragedia enluta a la familia de Hildebrando rivera y deja huérfanos a cinco niños indígenas entre 4 y 13 años de edad, quienes permanecen en el albergue del parque La Florida a la espera de que se resuelva la situación judicial de su padre.