En flagrancia fueron capturados un fiscal y un investigador del CTI de Bucaramanga cuando recibían $110 millones de pesos.

El fiscal general Barbosa reconoció que hay corrupción al interior de la institución.

“Sabemos que en la ciudad de Bucaramanga, como lo dijimos en la ciudad de Cali, hay un grupo de funcionarios que están detrás de estas actividades y vamos por ellos”.

Lea también: Descubren la curiosa forma con la que alias ‘Selene’ trató de sacar droga hacia San Andrés

Tras meses de investigación, la captura del fiscal especializado y el funcionario del CTI se logró en un establecimiento nocturno ubicado al oriente de Bucaramanga, cuando recibían el pago producto de una extorsión.

El fiscal también anunció que son más los funcionarios involucrados.

Un juez de control de garantías envió a la cárcel a los dos funcionarios, quienes al parecer en varias reuniones habían acordado recibir, $350’000.000 para interceder y lograr la preclusión o archivo de la investigación.