Un juez de control de garantías envió a la cárcel a Jaime Eduardo Cano Sucerquia, alias J, presunto enlace en Colombia de la mafia calabresa de Italia.

Este hombre habría coordinado la logística para el envío de cocaína entre alimentos perecederos que salían con destino a Europa. Al parecer, contrataba los servicios de redes delincuenciales dedicadas a cargar contenedores en la zona portuaria de Urabá para cumplir sus propósitos criminales.

Alias J habría participado en el envío de 63 kilogramos de cocaína que fueron descubiertos en Livorno (Italia), camuflados entre cajas de banano colombiano, en agosto de 2015.

Adicionalmente, estaría involucrado en otro evento en el que las autoridades internacionales encontraron un cargamento de 150 kilogramos de estupefaciente en la frontera entre México y Guatemala.

La Fiscalía imputó a Cano los delitos de concierto para delinquir agravado, y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Alias J fue capturado en Medellín (Antioquia), en una acción conjunta de personal de policía judicial (CTI) de la Delegada contra la Criminalidad Organizada de la Fiscalía y unidades del Batallón de Infantería N° 32 General Pedro Justo Berrio del Ejército Nacional.