Fuentes del Ejército confirmaron el hallazgo de los cuerpos de los dos militares que estaban desaparecidos llegando a once la cifra de fallecidos en siniestro.

Los cuerpos de un sargento y un soldado fueron encontrados en aguas del Río Inirida, cerca del lugar donde está sumergido el helicóptero.

La aeronave apoyaba una operación militar contra el Grupo Armado Organizado residual Estructura Primera en el departamento del Guaviare.