En una operación simultánea de Policía, Fiscalía y Ejército, en las últimas horas fue abatido junto a su lugarteniente el delincuente más buscado en Venezuela.

El sujeto se había trasladado junto a su banda ‘Los Melean’ a Santander, allí había comprado una lujosa mansión donde fue abatido.

Con tres circulares rojas de Interpol, las autoridades buscaban en varios países de la región a ‘Los Melean’, la más peligrosa banda delictiva de Venezuela.

Esta banda era liderada por Bernardino Melean, alias ‘Willy’ o ‘Nino’, dedicada al tráfico de cocaína, armas, extorsión, robo, secuestro, homicidios, y otra serie de delitos que trasladaron hace ocho meses a nuestro país.

‘’Se movilizaba por Santander adoptando como método de evasión la falsificación de su identidad y el alquiler de propiedades en diferentes y exclusivas zonas de Bucaramanga y del departamento’’, indicó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Con más de 30 horas de grabación y labores de inteligencia de agentes infiltrados lograron ubicar al jefe de esta peligrosa banda en Sabana de Torres donde cayó abatido.

Publicidad

‘’Cuando llegaron las unidades de operaciones especiales en Sabana de Torres tuvieron un gran enfrentamiento contra ellos, allí salió herido en la pierna uno de los integrantes de la Policía Nacional pero fueron neutralizados dos de estos sujetos y por supuesto capturados los demás’’, aseguró el director de la Policía, general Óscar Atehortúa.

Pero sin duda lo que más llamó la atención de las autoridades era la forma como se dieron a conocer los delincuentes en nuestro país.

‘’Publicaban sus actividades ilícitas en las redes sociales para generar intimidación y demostrar que ellos tenían capacidad violenta contra las víctimas, recuerden que desde Venezuela en la confrontación con la organización criminal que se denominaba ‘Yeico Masacre’ ellos en su confrontación han registrado aproximadamente 30 homicidios, 19 de esos homicidios en la ciudad de Bogotá’’, agregó el general Atehortúa.

El operativo contra esta peligrosa banda se cumplió simultáneamente en  Sabana de Torres,  Floridablanca y Bogotá.

Las autoridades investigan si dentro del negocio de prostíbulos que manejaba esta banda en varias ciudades del país hay trata de blancas entre ambos países.