En el marco de la ‘Operación Astrea IV’, las Fuerzas Armadas asestaron un golpe estructural al grupo armado organizado residual al mando de ‘Iván Mordisco’, en el departamento de Guaviare.

En el bombardeo tuvo lugar en la vereda La Unión situada en zona rural del municipio de Miraflores, se destruyeron dos campamentos, con un saldo de nueve presuntos integrantes del grupo armado organizado residual abatidos, entre los que figura Camilo López Castrellón, conocido en el mundo del crimen como “Gabriel” o “Charles”, señalado cabecilla armado y financiero.

Alias “Gabriel” tenía una trayectoria criminal de más de 15 años y fue designado por “Iván Mordisco” para que asumiera el control de la cadena del narcotráfico en la zona de los ríos Itilla y Unilla, entre Calamar y Miraflores, en el departamento de Guaviare. 

Parte de su actividad criminal consistía en el abastecimiento logístico de las estructuras de la agrupación que se encargaban de custodiar las rutas para el transporte de la droga y su posterior envío al exterior a través de Brasil, Perú y Venezuela.

El sujeto era el responsable de coordinar y ordenar el reclutamiento de menores de edad pertenecientes a múltiples comunidades indígenas asentadas en Guaviare, Guainía, Vaupés y Amazonas.

En la misma acción de la Fuerza Pública en zona rural de Miraflores fue neutralizada una mujer conocida como ‘Yurleida’, señalada como la operadora del equipo de radio al servicio directo de ‘Iván Mordisco’.

Junto con la Fiscalía General de la Nación, se adelantan los trabajos tendientes a identificar a los demás presuntos integrantes del grupo armado organizado residual.