El abogado Vladimir Cuadros, defensor de Aida Merlano, aseguró que no conocía sus intenciones de fuga, situación que dijo podría complicar su proceso jurídico.

Según el profesional en derecho, precisamente hoy fue presentada la apelación a la condena de 15 años de prisión que le impuso la Corte Suprema. Además, tenían una cita por la tarde para una diligencia judicial en la cárcel donde se encontraba recluida.

«Cuando llegamos al penal fuimos informados que Merlano había sido trasladada a una cita médica. La esperamos por un rato pero, en vista de que no llegaba, el fiscal decidió cancelar la diligencia hasta que nos enteramos de su fuga», puntualizó el jurista.

Vladimir Cuadros sostuvo que desconoce las razones que llevaron a su cliente a tomar la decisión equivocada de evadirse de las autoridades.

«No sé qué habrá pasado por su cabeza, pero lo cierto es que las condiciones de reclusión no son fáciles y ella se exponía a muchos años de cárcel. Desconozco si eso la llevó a escaparse, poniendo en riesgo su propia vida porque las imágenes de su caída son dramáticas», puntualizó el abogado.

Agregó que la fuga de la excongresista podría afectar cualquier rebaja de pena que se pudiera solicitar en su caso.

Nancy Torres Leal