Jaime Granados, abogado del general Nicacio de Jesús Martínez Espinel se refirió a las denuncias de perfilamiento y vigilancia a varias personas.

Aseguró que el excomandante del Ejército no tiene “ninguna responsabilidad administrativa, penal o disciplinaria con las “supuestas interceptaciones, chuzadas y violaciones al derecho a la intimidad constantemente denunciadas por la Revista Semana”.

“No existe prueba alguna que lo vincule o pueda llegar a vincularlo con estos hechos”, puntualizó el abogado.

También dijo que de confirmar la veracidad de estos hechos, “son aislados, extraordinarios y escapan por completo de las funciones y el control del Comandante del Ejército Nacional y sólo podrían adjudicársele si los hubiera conocido o hubiera debido conocer, lo que evidentemente no ocurrió”.

Por otra parte, en el comunicado agregó que “ninguno de los oficiales, suboficiales y/o soldados que tuvieron alguna relación lo narrado, han señalado algún tipo de responsabilidad del General Nicacio de Jesús Martínez Espinel”.