Los abogados litigantes pidieron que se normalicen las actividades en las sedes judiciales, advierten que de seguir cerrados los juzgados podrían colapsar los despachos y terminar estancandose unos tres millones de procesos.

Tras advertir que hacen parte del grupo más afectado por el aislamiento preventivo, las organizaciones de abogados litigantes señalaron que es hora de que se reabran los despachos judiciales.

Según los abogados litigantes, lo que se está afectando no es solo el derecho al trabajo sino también el derecho a la justicia.

Aseguran además, que de mantenerse el cierre de juzgados y tribunales podría haber un colapso en los despachos con el estancamiento de unos tres millones de procesos.

Lo cierto es que el Consejo Superior de la Judicatura, ya ordenó la reapertura de las sedes judiciales a partir del primero de julio bajo unos estrictos controles de bioseguridad.