Luego de 12 días del derrumbe de grandes proporciones que tapó un tramo de la Autopista Medellín – Bogotá, a la altura del municipio de San Luis, hoy fue abierto un carril que permitirá la movilidad hacia el centro del país.

‘’Después de trabajos continuos en jornada diurna y nocturna con toda la capacidad técnica y operativa por parte del Instituto Nacional de Vías, con el acompañamiento de la Policía Nacional a través de la Dirección de Tránsito y Transporte, del Ejército Nacional. En este momento vamos a ver tráfico en este corredor vial’’, indicó el director operativo del Invías, Juan Esteban Romero.

El paso se habilitará solo en el día con restricciones de horarios dependiendo de los trabajos de remoción y condiciones climáticas.

‘’Estará habilitado de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche, este tráfico se podrá mantener constante, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan y la condición de la ladera no afecte la seguridad para los usuarios. Seguiremos precedentes atendiendo cualquier eventualidad que se pueda presentar en este sector’’, agregó Romero.

Los más beneficiados son cientos de conductores particulares y de carga pesada que ya tenían pérdidas

Las rutas alternas por Magdalena Medio en Puerto Berrío, se mantendrán para evitar congestiones.