17/10/2017

La Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria contra el superintendente nacional de Salud, Norman Julio Muñoz Muñoz, por las presuntas irregularidades en el ejercicio de sus funciones, al permitir y/o autorizar el inicio de las operaciones de Medimás EPS, el 1 de agosto de 2017, sin que contara con una red que soportara adecuadamente el servicio en el país, incumpliendo con los requisitos para la autorización de su funcionamiento o habilitación.

El organismo de control también investiga por qué a pesar de la existencia de incumplimientos en la prestación de los servicios de salud, deficiencias que daban lugar a la intervención forzosa administrativa, toma de posesión, revocatoria o suspensión del certificado de autorización o de habilitación de funcionamiento por parte de la Supersalud; la entidad no ha iniciado los procedimientos correspondientes.

El 11 de octubre la Procuraduría Delegada para la Salud, la Protección Social y el Trabajo Decente presentó el informe que puso fin al proceso preventivo en el caso de Medimás, donde se advierten las irregularidades encontradas y la necesidad de la prestación de los servicios de salud en condiciones de acceso real y oportuno, de manera eficaz, eficiente y con calidad.

La Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal, como parte de la investigación ordenó la práctica de pruebas, entre ellas, oficiar a la Supersalud la entrega de copia de los procedimientos administrativos contra Medimás EPS, por los incumplimientos en la prestación del servicio de salud.

Redacción Internet – CM&