La Policía de Tránsito y Transporte confirmó que este fin de semana que se celebró “El amor y la amistad”, se evidenció una reducción en materia de siniestralidad vial del 78 % (38 casos), en comparación con el año anterior, cuando se presentaron 180 casos.

En tema de mortalidad, la Policía confirmó que “se obtuvo una disminución del 65%, lo que equivale a 13 fallecidos, frente a los 26 fallecidos del año 2018”.

En tema de controles viales, el fin de semana no se registró algún siniestro vial en el territorio nacional, donde se vea implicado un conductor conduciendo bajo los efectos del alcohol, pero se realizaron 118 comparendos a conductores que conducían en algún grado positivo de embriaguez.

Las autoridades advirtieron que un conductor en estado de embriaguez “tiene 140 veces más posibilidades de accidentarse que uno sobrio, en gran medida porque el alcohol suscita una falsa sensación de seguridad, que hace que se subestimen los riesgos y se adopten comportamientos agresivos”.