En carta enviada a los ministros de Trabajo y de Comercio, Acopi, el gremio que representa a las pequeñas y medianas empresas del país, afirma que la medida recientemente adoptada que reglamenta las incapacidades por COVID-19, no resuelve el problema de los costos que generan los trabajadores y sus familias por las ausencias obligatorias debido al aislamiento.

En el documento, la presidenta de Acopi, Rosmery Quintero, explica en detalle que el decreto 1109 de 2020, expedido en las últimas horas, no le reconoce pago a los trabajadores catalogados como casos sospechosos de COVID-19 ni a quienes tienen la obligación de aislarse por ser parientes o convivir con personas contagiadas con el virus.

El gremio pide al Gobierno que “se de tratamiento de incapacidad preventiva a este periodo de aislamiento necesario para determinar el contagio por COVID-19 y evitar su propagación”.

La carta señala 5 puntos de discrepancia frente al decreto, en los siguientes términos:

“Este decreto no soluciona la problemática existente para el sector empresarial por las siguientes razones»:

  1. Mientras el trabajador no esté diagnosticado, el empleador debe seguir asumiendo la carga económica del aislamiento obligatorio.
  2. En caso que sea, un familiar del trabajador quien este diagnóstico por covid 19, por los lineamientos del Ministerio todo el grupo familiar debe aislarse, pero el trabajador no está diagnosticado y por ende no se le reconoce este periodo como incapacidad por enfermedad general y/o laboral.
  3. El largo periodos que transcurre entre la solicitud, la realización de la prueba y entrega de resultados afecta la productividad de las empresas pues el trabajador se encuentra aislado.
  4. El sector empresarial ha tenido que asumir el pago de la segunda prueba, con el fin de evitar el riesgo de contagio que supone el regreso de un trabajador que sigue dando positivo, teniendo en cuenta que científicamente no está comprobado que después de transcurrido un tiempo las personas positivas de covid 19 no sean transmisoras del virus.
  5. Existen funciones al interior de las empresas que no pueden realizarse a través trabajo en casa, ni teletrabajo, igualmente, la medida de vacaciones anticipadas ya se encuentra agotadas”.
Publicidad

Finalmente, Acopi solicita corregir la norma y que “se expidan los lineamientos apropiados para que los trabajadores cumplan con su papel y de esta manera preservar el tejido empresarial y empleo”.