El Gobierno nacional presentó un nuevo plan de contingencia para mitigar los efectos del cierre de la vía Bogotá – Villavicencio, que ya completa tres días y deja millonarias pérdidas.

Guillermo Botero, ministro de Defensa, explicó que ha “autorizado los vuelos humanitarios que sean necesarios, es decir que la Fuerza Aérea Colombia está dispuesta a trasladar medicina, equipos, pacientes y todo lo atinente para garantizar la salud y todas las ayudas que se puedan necesitar”.

Sobre la conectividad aérea entre Villavicencio y Bogotá, Botero señaló que “se está facilitando la base aérea de Apiay y Satena ya dispuso dos vuelos comerciales, para aumentar la conectividad entre estas dos ciudades.

Vale recordar, que los planes iniciales contemplaban la apertura de la vía el viernes, sin embargo, el Ministerio de Transporte considera que el nuevo plazo estimado sería hasta el próximo martes, 4 de septiembre.