Encendiendo una luz como muestra de esperanza y reconciliación las víctimas del conflicto armado celebraron un año del fin del conflicto.

La directora de la Unidad de Víctimas del Valle, Fabiola Perdomo dijo que han «tenido una reducción de más del 86% en las declaraciones de nuevas víctimas por el conflicto armado, no hemos tenido ninguna urgencia humanitaria, ni desplazamiento ocasionado por las Farc».

Para Herlendy Cuero, víctima del conflicto armado se está celebrando «la vida reflejada en no matarnos los colombianos con diferentes excusas ideologías, pero no hay más espacio para la muerte».

En el escenario también se reunieron excombatientes de las Farc, quienes ahora hacen un llamado a las disidencias para retornar a la sociedad.

 «Que dejen ya eso que se reincorporen a la vida civil como lo hacemos nosotros y que es algo muy interesante, el país más tranquilo que vivir por allá así» dijo el excombatiente, Yuber Mondragón.

Por su parte la iglesia en la capital del Valle pidió, tanto a detractores como al Congreso de la República, no poner más barreras a la implementación de los acuerdos.

El Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve se declaró seguro «que ni soldados, ni policías quieren volver a la guerra, los miembros de las Farc, ni el ELN quieren volver a la guerra, estoy seguro que bacrim también quieren la dejación de la guerra, porqué enredamos todo, porqué el Congreso se volvió la maraña para la paz».

En Cali hay alrededor de 200 mil víctimas que hoy en un emotivo encuentro esperan el avance de los acuerdos pactados entre gobierno y las Farc.

Sebastián Bedoya – CM&