El senador del Partido de la U, Armando Benedetti, acusado de supuestamente acudir a una empresa de espionaje para mandar “chuzar” al fiscal Néstor Humberto Martínez y a abogados como Jaime Lombana, Jaime Granados e Iván Cancino, negó cualquier participación en los hechos y denunció que todo obedece a una retaliación del fiscal.

“No me perdona que el 5 de diciembre de 2017 yo denuncié que él recibió plata de Odebrecht”, dijo el senador, quien anunció que le pedirá a la Corte Suprema de Justicia, su juez natural, que lo investigue “porque tengo la tranquilidad de que no encontrará nada en mi contra”, añadió.