El superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, viene realizando un recorrido por las regiones para verificar las condiciones de aseguramiento y prestación de los servicios de salud a los usuarios que han sido trasladados a nuevas empresas promotoras de salud, como resultado de la liquidación o revocatoria de funcionamiento de las EPS por esta Entidad.

Este jueves se dieron cita los representantes de las EPS Cajacopi, Nueva EPS, Coosalud, Sanitas, Sura, Famisanar, Mutual Ser y Salud Total, para verificar su operación, y poder trabajar en estrategias de manera conjunta con la secretaría de salud del Cesar, que permitan garantizar una atención a los usuarios de calidad y oportuna.

“Aquí lo más importante es garantizarles los servicios requeridos a los usuarios, identificar la población de alto costo y brindar atención desde el primer nivel hasta la alta complejidad”, aseguró el superintendente de Salud.

Algunos de los temas evaluados por la Supersalud y la entidad territorial con las EPS asistentes fueron la formalización de la contratación de red, verificación e identificación de su población afiliada y la idoneidad de los contratos para la dispensación de medicamentos e insumos, cada tema en particular contará con el acompañamiento del ente de control, para superar las dificultades manifestadas.

“Todos los procesos generan traumatismos, sin embargo, hoy 2.7millones de usuarios gozan de mejor salud y fueron trasladados a EPS con mejores condiciones para garantizar su atención”, agregó Aristizábal Ángel.

Finalmente, el funcionario realizó un recorrido por la E.S.E Rosario Pumarejo de López, e invitó al personal asistencial a trabajar por el fortalecimiento de los servicios para garantizar una atención de calidad.