A sus 87 años de edad, el sargento mayor (RA) Gilberto Díaz Velasco, veterano de la guerra de Corea partió de este plano terrenal dejando un legado incólume de servicio a Colombia como soldado del Ejército Nacional.

El sargento mayor (RA) Gilberto Díaz Velasco siempre será recordado por muchas acciones dignas de un soldado colombiano.

Cuando tenía 19 años de edad y siendo entonces cabo segundo del Arma de Infantería, se enlistó como voluntario para integrar el Batallón Colombia desde abril de 1952 hasta agosto de 1953.

Hizo parte de una coalición internacional convocada por las Naciones Unidas para acudir en auxilio de la República de Corea del Sur.

Colombia fue el único país latinoamericano que apoyó con un destacamento de 4314 hombres a esta República oriental.

Sus hazañas y las de cientos de hombres serán recordadas gracias a que él logró inmortalizar la cotidianidad y el fragor de la guerra de Corea con una cámara Kodak que compró en 5 dólares, cuando pasaba por Tokio en su ruta hacia Corea.

Publicidad

Esta decisión convirtió a la cámara en parte de su equipo de campaña, lo acompañó en todas sus vivencias y décadas, y así sirvió para rescatar parte de la historia de los soldados colombianos en la guerra de Corea.

Hoy los 250.000 hombres y mujeres del Ejército Nacional toman parte de ese legado, uno que él vivió en tierras tan lejanas y extrañas a la cultura del latinoamericano.

El sargento mayor (RA) Gilberto Díaz Velasco, querido no solo por nosotros, seguirá representando el orgullo del soldado colombiano, y permanecerá en la memoria de todo el país.

Le sobreviven su esposa, con la que compartió más de 58 años de casado, cuatro hijos, seis nietos y un bisnieto.

Por siempre este aguerrido soldado, héroe de Colombia y de Corea, vivirá a través de sus fotografías, pero también por sus sabías palabras:

«Es un orgullo haber pertenecido al Ejército y, aún más, haber ido a la guerra de Corea. Dar testimonio a mis descendientes y decirle al país que nuestro Ejército ha estado hombro a hombro con los mejores Ejércitos del mundo».