Una auditoría de la Contraloría a la Aeronáutica Civil reveló que la entidad no cumplió con la directiva de austeridad en el gasto, ordenada por el gobierno, y que hubo pagos de más en dos aeropuertos.

En una auditoría practicada a los estados financieros de la Aeronáutica Civil, la Contraloría evidenció que el presupuesto del 2020, por 1.1 billones de pesos, no fue ejecutado razonablemente.

Entre los hallazgos con incidencia disciplinaria encontraron que la Aerocivil no cumplió la política de austeridad presupuestal dispuesta por el gobierno en seis rubros por 11.428 millones de pesos. Es decir, la entidad ejecutó de más en rubros como vacaciones, papelería o contratos de apoyo a la gestión.

 

Te puede interesar: Ordenan embargo de bienes a involucrados con el escándalo de Centros Poblados

 

El informe de austeridad del gasto público del cuarto trimestre y comparativo de las vigencias 2019 y 2020 realizado por la Oficina de Control Interno de la U.A.E de la Aeronáutica Civil – Aerocivil, permitió determinar seis (6) rubros presupuestales por $11.428.576.458,00 que no cumplieron la política de austeridad del gasto como las metas (% de ahorros) establecidas por la entidad“; dice el informe.

También encontraron un presunto daño patrimonial por 1.882 millones de pesos. En el Aeropuerto Gustavo Artunduaga de Florencia se pagaron $1.657 millones de más a un contratista por la nivelación de una franja en la zona de seguridad.

 

Mira también: Corte Constitucional practicará inspección judicial por la crisis de la infancia wayúu

 

Y en el Aeropuerto Palonegro de Bucaramanga se le pagó al contratista 224 millones de pesos de más por transporte de material asfáltico.

La pandemia provocó una “disminución del 59% en la contraprestación de los aeropuertos concesionados y en el 50% de los ingresos de servicios aeronáuticos y aeroportuarios“, puntualiza la Contraloría.