El pasado lunes, en una zona urbana de Medellín, se presentó un fatal accidente de una aeronave tipo Piper que cayó en el barrio Belén Rosales y causó un incendio en la estructura con la que impactó.

Tras el hecho se ha iniciado una investigación, que lidera la Aeronáutica Civil; organismo que ha entregado los primeros resultados del análisis del accidente. 

Le puede interesar: El 25 de noviembre se vence el plazo para pagar la tercera cuota del Predial en Bogotá

Miguel Camacho, director Técnico de Investigación de Accidentes de la AeroCivil, confirmó que la hipótesis más fuerte sería la falla de motor que reportaron los tripulantes y añadió que siguen la investigación, ya que las condiciones meteorológicas son relevantes en este tipo de casos.

“Ya está confirmado que el piloto reportó emergencia, con el llamado internacional del May Day (auxilio) y una falla de motor

Sumado a esto, para este martes, se aseguró que ahora el objetivo es rescatar componentes que quedaron del accidente para que sean analizados.

“Se inició la investigación del accidente, por posible falla de un motor reportado por la tripulación, el equipo de investigación de accidentes está tratando de rescatar componentes importantes para la investigación”.

Le recomendamos leer: Suspenden por tres meses a la juez Vivian Polanía por polémica aparición en una audiencia virtual

Por el momento, la prioridad del caso, también se centra en la atención a los familiares de las víctimas, que están bajo el seguimiento del seguro de la empresa dueña de la aeronave.

Se confirma también que no hubo víctimas en tierra; sin embargo, por precaución se tuvo que evacuar a los habitantes de cuatro viviendas muy cercanas al impacto de la aeronave.

Las otras 12 viviendas cercanas “fueron afectadas de manera leve y no se requirió evacuación”, según Camacho.