El Grupo Lufthansa suspenderá temporalmente las operaciones de vuelos programados de Bogotá (Colombia) a Frankfurt (Alemania), desde el viernes 20 de marzo hasta el 12 de abril. Lufthansa está reaccionando así a las nuevas restricciones y disposiciones de entrada impuestas por muchos países de la región como respuesta a la masiva difusión del COVID-19

Por el momento, el último vuelo desde Frankfurt aterrizará en Bogotá el 19 de marzo y saldrá el mismo día, como estaba previsto.  Los clientes que hayan reservado en vuelos de Lufthansa en el período posterior a la suspensión serán reubicados en otras aerolíneas, cuando sea posible y de acuerdo con las disposiciones de entrada de los respectivos países de destino.

A pesar del apoyo y la comprensión del gobierno de Colombia a las necesidades de las compañías aéreas extranjeras que prestan servicios en Bogotá, las disposiciones más estrictas de los países circundantes llevaron a la difícil decisión de suspender temporalmente la ruta, la cual no sólo sirve a Colombia, sino a clientes de toda América Central y del Sur.

Las aerolíneas del Grupo Lufthansa reducirán aún más su programa de vuelos de corta y larga distancia. Las cancelaciones, que se publicarán a partir de mañana, 17 de marzo, provocarán una fuerte disminución de los servicios de larga distancia, especialmente en Oriente Medio, África y América Central y del Sur. En general, la capacidad del Grupo Lufthansa en las rutas de larga distancia se reducirá hasta en un 90%. En un principio se habían previsto 1.300 conexiones semanales para el verano de 2020.

Dentro de Europa, el horario de vuelos también se reducirá. A partir de mañana, alrededor del 20 por ciento de la capacidad de asientos originalmente planeada se seguirá ofreciendo. Originalmente, unos 11.700 vuelos semanales de corta distancia fueron planeados para el verano de 2020 con las aerolíneas del Grupo Lufthansa.