En la Base Aérea de Palanquero, en La Dorada Caldas, se puso en funcionamiento los aviones T-6C Texan II de formación para los pilotos militares de la Fuerza Aérea.

El ministro de Defensa, Diego Molano indicó que con la entrega de esas aeronaves se formará “una nueva generación de pilotos de combate y así fortalecer las capacidades” de la Fuerza Aérea.

Lea también: Colombia recibió nuevo lote de 408.000 dosis de vacunas de AstraZeneca

“En primer lugar, para ejercer más soberanía, en segundo término, para que la tecnología y la innovación haga parte de esa nueva generación que nos permita no solo ser parte de esta Fuerza Aérea en Colombia, sino hacer parte de fuerza de tarea multinacional como la que se desarrolla en la OTAN”, aseguró Molano.

En la Base Aérea de Palanquero de la Fuerza Aérea Colombiana, se realizó la demostración de capacidades de estas aeronaves de fabricación estadounidense.

Mire también: El avión de Virgin Galactic con Richard Branson a bordo alcanza el espacio

El T-6C TEXAN II se caracteriza por ser el avión de entrenamiento militar más seguro y rigurosamente probado con una alta aceptación y confiabilidad. Es un avión de ala baja con rasgos aerodinámicos que le dan una alta capacidad de maniobra a bajas y altas velocidades.

Con la llegada de estas aeronaves, también se hace un cambio generacional y además, desde este domingo quedarán en tierra las 13 T-37B “TWWET” que cumplieron más de 50 años de funcionamiento en las Fuerzas Militares, y que eran utilizados para entrenamiento militar.

Lea más: El papa Francisco hace el Ángelus desde su balcón del hospital

Según el general Ramsés Rueda, comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, el país necesita para su defensa una Fuerza Aérea moderna, “pilotos bien entrenados, formados y capacitados”.

“El país necesita pilotos bien entrenados, formados y capacitados para tener en sus manos la mejor herramienta para la defensa de la soberanía nacional. Hoy entregamos a esos jóvenes pilotos colombianos el mejor avión para entrenar a quienes serán los pilotos que integrarán y desarrollarán la Fuerza Aérea del futuro.”

Podría interesarle: Gobierno tendría lista la Reforma Tributaria para presentarla al Congreso en los próximos días

Dentro de las ventajas de la aeronave T-6C, se cuenta con sistemas de simulación de entrega de armamento aire/tierra, y un sofisticado simulador a bordo para entrenamiento de maniobras aire/aire, lo que permitirá aprovechar sus bondades para el fortalecimiento de las capacidades y desarrollar mayores habilidades en los futuros pilotos de combate.

Lea además: El caso inédito de una belga de 90 años infectada con dos variantes de covid-19

Estas aeronaves servirán “para que con ello, formemos a los colombianos que vamos a colocar en el espacio, para garantizar la soberanía y la protección del medio ambiente y nuestros bosques, y tener la capacidad de tener la mejor Fuerza Aérea de la región”, indicó el ministro Molano.

Finalmente, el jefe de la cartera de la Defensa resaltó que este es el inicio de la transformación no solo de la Fuerza Aérea, sino del reemplazo de aeronaves para llevar a tener una Fuerza Aérea con capacidades reales, visibles, creíbles, permanentes y sostenibles para defender la soberanía, a los colombianos y proteger sus derechos y libertades.