Las fuertes lluvias causaron inundaciones en siete municipios del oriente y nordeste antioqueño, varias quebradas desbordadas, pérdida de enseres en viviendas, caída de árboles. Los municipios Marinilla y El Santuario vivieron los momentos más dramáticos pues el agua superaba el metro de altura.

“Desde las 8:30 de la noche del día de ayer comienza un evento de altas precipitaciones en el oriente antioqueño, este evento alcanza un máximo de 140 milímetros de precipitación en una hora, esto genera crecientes súbitas y movimientos en masa”, dijo Jaime Enrique Gómez, director del Dapard.

En total 400 personas resultaron daminificadas y 100 viviendas sufrieron afectaciones. El Dapard mantendrá  activo el dispositivo para requerimientos de los concejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres  y así destinar ayudas.