Una carta del ELN, firmada por el jefe guerrillero a Pablo Beltrán en la que le solicita los buenos oficios y una reunión con la Comisión de Paz del Senado, alborotó los ánimos entre congresistas de Gobierno y oposición por la manera como debía responderse.  

Al final, hubo acuerdo para responderle al ELN. Sí a reunión previo visto bueno del gobierno y pregunta sobre 10 secuestrados plagiados hace años por esa guerrilla y de los que no se sabe su suerte.