Las autoridades en Cali estudian endurecer las medidas restrictivas debido a la indisciplina de muchas personas en plena temporada grave de la pandemia.

En Cali siguen sin entender el riesgo que hay en las aglomeraciones, así se evidenció en conciertos, pintatones y la marcha de la comunidad LGTBI durante el fin de semana.

Le puede interesar: Duque firma reglamentación de la cadena perpetua para violadores de niños

“Las personas que están promoviendo este tipo de aglomeraciones tendrán que dar alguna explicación, a mí no, a las autoridades porque hay una prohibición legal y eso es violar una norma del Código Penal, y los van a llamar a decirles, ¿usted por qué hizo esto? y según la explicación dependerá si existe pena o no existe pena”, afirmó Carlos Soler, secretario de Seguridad de Cali.

Las autoridades decretaron ley seca de 1:00 a 5:00 a. m. al igual que el pico y cédula para el comercio, pero no descartan la posibilidad de endurecer las restricciones dados los indicadores de contagio. Las medidas iniciales son hasta el próximo 21 de julio.

“Alta derivación a las Unidades de Cuidados Intensivos, 596 personas reportadas ayer ocupando una UCI, casi 600, es la cifra más alta durante la pandemia”, aseguró Miyerlandi Torres, secretaria de Salud de Cali.

Vea también: Arzobispo de Bogotá, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal

Por otra parte, los comerciantes están preocupados por restricciones futuras como el toque de queda.

“Yo vengo de hacer miles de maromas para sobrevivir, he tenido que despedir empleados”, afirmó Joaquín Moreno, comerciante.