La propuesta del presidente Iván Duque de decomisar cualquier dosis de droga encendió el debate entre quienes la ven como un acierto y quienes consideran que es un retroceso, frente a lo avanzado en materia de despenalización de las drogas.

La iniciativa tiene el apoyo dentro del Centro Democrático. Así lo evidencian las senadoras María de Rosario Guerra y Paloma Valencia.

Aunque el presidente Duque no habló de penalización sino de un decomiso, dijo que el concepto de la Corte ha sido terriblemente dañino y que no puede seguir porque se está convirtiendo en el escudo de los jíbaros.

Publicidad

Inti Asprilla, representante a la Cámara de Alianza Verde, dijo que “con la postura y reglamentación que hace el presidente Duque, pueden pensar los uniformados que portar estupefacientes de cualquier tipo está prohibido y también puede generar, eventualmente, que las personas sean conducidas a centros de reclusión, si no hay una pedagogía previa”.

Para sectores independientes, la propuesta del jefe de Estado no puede ser reglamentada.

“Lo primero es que sería un decreto ilegal porque eso se tiene que hacer mediante una ley”, indicó Armando Benedetti, senador del Partido de la U.

La polémica inicia y se espera que el presidente Iván Duque firme el decreto en los próximos días.