La exrepresentante a la Cámara, Aida Merlano, apelará el fallo mediante el cual el Consejo de Estado le decretó la muerte política por haber incurrido en la falta de haber superado el tope máximo de la financiación de la campaña electoral establecido por la ley.

Según la excongresista, se habría vulnerado el debido proceso, dado a que nunca tuvo conocimiento de la existencia de esa demanda de pérdida de investidura en su contra.

No obstante, el magistrado ponente Carlos Zambrano, afirmó que contrario a lo manifestado por Merlano, ella sí fue notificada.

“Ella fue notificada personalmente de la demanda, no presentó defensa, no se presentó alegatos, pero otorgó poder al abogado para apelar. Funcionarios del Consejo de Estado notificaron a Aida Merlano de la demanda, ella fue visitada en el Buen Pastor, en la notificación hay una firma de Merlano, es posible que haya tenido confusión porque tiene tres demandas”, indicó.

Ratificó el magistrado que en el proceso se logró demostrar que hubo “muchos movimientos de carácter económico en cuentas bancarias como retiros de dinero y demás”.

Añadió que Aida Merlano “no rindió cuentas, no nombró gerente de campañas, en fin una serie de irregularidades que apuntan a que se estaba ocultando algo. La diligencia de allanamiento evidenciaban que se había movido cerca de 1.700 millones de pesos”.

“De manera tal que si todo eso está ocurriendo en la campaña y todo eso está siendo manejado por la gente de la campaña, es indudable de quien está al frente de esa campaña tiene que tener conocimiento de ello. No de otra manera se explica que esos movimientos no estén registrados, algo se estaba tratando de ocultar, y de ello tendría que tener conocimiento Aida Merlano”, agregó.

Publicidad