Al menos 25 personas LGBT fueron asesinadas en el país entre enero y abril de 2022, según el Observatorio de DD.HH. de la ONG Caribe Afirmativo, que mostró su preocupación por “el aumento de las violaciones sistemáticas de los derechos de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas”.

La situación más preocupante la vivió el departamento de Antioquia, donde se registraron 10 crímenes, de los cuales 9 ocurrieron en la capital, Medellín, según el Informe de Derechos Humanos de Personas LGBT (enero-abril de 2022).

Le puede interesar: Presidente del Concejo de Medellín pide garantías a comunidad internacional para proceso de Daniel Quintero

El resto de homicidios sucedieron en Atlántico, Magdalena y Valle del Cauca (2), y en Bogotá, Cauca, Caldas, Cesar, Córdoba, Quindío, San Andrés, Santander y Tolima (1).

VIOLENCIA DIFERENCIADA

De las 25 víctimas mortales, 14 eran hombres gais, 9 lesbianas y 9 mujeres trans.

“Desde un análisis territorial, las violencias contra personas LGBT son también diferenciadas. Por ello, en los departamentos con municipios rurales se puede identificar un recrudecimiento de violencias hacia mujeres trans”, detalló el informe.

En ese sentido, en este tipo de crímenes los victimarios “emplean usualmente armas blancas para atacarlas en partes de su cuerpo que están feminizadas, tales como su rostro y abdomen, entre otros; o, en su defecto, acabar con sus vidas sometiéndolas a violencias simbólicas como cortarles el cabello”.

Al hablar de los crímenes de los hombres gais, la ONG señaló que la violencia se ha centrado en los territorios urbanos, especialmente en “las cabeceras municipales”.

Le recomendamos leer: “Hay que despolitizar la educación y la salud en materia de sexualidad”: UNFPA

“Estos casos han tenido mayor visibilidad, caracterizados porque las víctimas fueron puestas en posición de indefensión y asesinadas en espacios privados como hoteles, residencias, moteles o viviendas personales”, agregó la información.

Debido a esta situación, la organización hace un llamado a las autoridades a tomar “acciones integrales” para garantizar la vida de las personas LGBT.

AMENAZAS

En lo que va corrido de 2022, la ONG ha conocido ocho casos de amenazas individuales, de las cuales seis fueron a mujeres trans, una a un hombre gay y la otra a una lesbiana.

“Las amenazas van dirigidas principalmente a mujeres trans, las cuales son asediadas por particulares como una estrategia para restringir los espacios públicos, la circulación y movilidad (…) también para causar terror en las víctimas”, recalcó el informe.

Por otra parte, se han presentado también cuatro casos de violencia policial contra personas LGBT, dos de los cuales ocurrieron en el departamento caribeño de La Guajira, uno en Antioquia y el otro en Atlántico.

“De esta manera, sin concluir el primer semestre del año, la situación de derechos de las personas LGBTI en Colombia es preocupante por el aumento de homicidios, feminicidios y amenazas que se justifican y fundamentan en la orientación sexual, expresión o identidad de género de las víctimas y que además perjudican a quienes ejercen liderazgos sociables en sus territorios”, concluye el documento.