A partir del primero de septiembre en Cali habrá un piloto para el funcionamiento de los establecimientos nocturnos.

«Vamos a empezar con un piloto en la alameda en espacios donde la ventilación y la bioseguridad y la protección sea la norma, progresivamente vamos esperando para que vuelvan las salsotecas, discotecas y establecimientos nocturnos», indicó el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

El pico y cédula junto al toque de queda que rige hasta el 31 de agosto entre las 10:00 de la noche y las 5:00 de la mañana será modificado paulatinamente.

«Por ahora siguen durante la primera semana de septiembre, siempre con un sistema de alertas tempranas y en cualquier asomo de sobrebrote o nuevo pico de la epidemia, tomar decisiones que se puedan salvar vidas», aseguró el mandatario local.

Sectores como el gastronómico, gimnasios, autocines y vendedores informales, deberán permanecer con las normas de bioseguridad en su reactivación económica.

«La alerta roja fue superada, estamos todavía una ciudad en alerta naranja, vamos viendo cómo evolucionamos al primero de septiembre para superar todas las alertas en Cali», agregó Ospina.

Publicidad

En los próximos días, la administración entregará la hoja de ruta para la apertura en los barrios de establecimientos como billares y juegos de rana.