El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina ordenó suspender el contrato entre la empresa de servicios públicos Emcali y la Unión Temporal AMI para desarrollar la medición de energía inteligente en la ciudad luego del escándalo por presuntos sobrecostos que cobró la ‘cabeza’ del gerente general de la compañía.

Ospina suspendió el contrato entre Emcali y la Unión Temporal AMI firmada por más de $215 mil millones que pretendía tener ejecución hasta el 31 de diciembre del 2028.

Conozca más: Millonaria sanción a exgerente de Triple A por disponer de pagos por servicios que no fueron prestados

Mientras que la Contraloría distrital y la general realizan un seguimiento especial. De igual forma, la Procuraduría abrió indagación por presuntas irregularidades contractuales y presuntos sobrecostos para determinar la existencia de faltas disciplinarias; por su parte la Fiscalía conformó un equipo especial de la Unidad Anticorrupción para indagar sobre lo pactado.

“Ese es un proceso suspendido, sin derogación presupuestal, sin anticipo, hasta que todo esté clarificado. Le he dicho a los funcionarios que paguen para que la gente borre de sus mentes lo sucedido”, dijo Ospina.

Lea también: Incautan más de 60 granadas en Cauca: armamento tendría como objetivo atentar contra la Fuerza Pública

También ratificó la salida del gerente general, Juan Diego Florez defendiendo su gestión y ordenó apartar de los cargos a otros altos funcionarios.

No puede estar el jefe de contratación, gerente general ni servidores de alto nivel hasta que esto esté clarificado con evidencia científica al límite”, precisó el alcalde de Cali.

Conozca más: Superintendente de Salud solicita mesa de trabajo con MinSalud tras declaraciones de la ministra

Anunció una comisión especial que verifique lo que se esperaba adquirir para adelantar el proyecto que permitiría realizar una medición inteligente del consumo de energía.

“Una comisión interinstitucional que incorpore distintos sectores para que se evalúe el proceso, estoy hablando técnicos de la academia por encima de la propia Emcali, estoy hablando de técnicos de la academia, organismos de control para hacer el desarrollo exhaustivo, si existe daño, reparar simbólicamente a quien hoy se ha dañado partir de la decisión tomada”, concluyó el alcalde de Cali.

Entre los elementos cuestionados, hay dos televisores led de 55 pulgadas por más de $43 millones cada uno, dos videowall cuya unidad supera los $763 millones y seis sillas ergonómicas, cada una a $17 millones aproximadamente, entre otros.