Una camioneta que acompañaba el esquema de seguridad del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, chocó contra una motocicleta, el mandatario al percatarse de lo ocurrido intentó conciliar con el otro conductor involucrado.

Pese a la insistencia, el mandatario no logró llegar a ningún acuerdo con la otra persona involucrada.

Acto seguido, el alcalde abordo de un ‘mototaxi’, sin usar casco e infringiendo la restricción del parrillero hombre, decide marcharse del barrio Siloé, sin embargo, el mandatario local no está obligado a pagar ninguna sanción que impone el Código de Policía.

“El alcalde por virtud de lo que establece el Artículo 315 de la Constitución, es el jefe y autoridad máxima, autoridad de Policía en el Distrito. En ese orden, el alcalde forma parte de las excepciones que tiene la norma”, dijo María del Pilar Cano, jefe de la Oficina Jurídica de la Alcaldía de Cali.

Mientras que la sanción por no usar el casco, le corresponderá al conductor de la motocicleta. Por su parte a través de Twitter, Ospina se disculpó asumiendo el error y anunció que pagará la sanción que haya lugar.