Tras los hechos de violencia registrados este viernes en la capital del Valle durante la jornada del paro nacional, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina y el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, afirmaron que el diálogo es el camino y la ruta para construir concesos y poder solucionar la situación por la que pasa el país.

Luego de un consejo de seguridad que se llevó a cabo en Cali, el alcalde Ospina aseguró que recogerá el planteamiento que hizo el presidente Iván Duque y la resolución del Ministerio del Interior, para recuperar la movilidad integral y la libertad de toda la ciudadanía caleña.

Publicidad

Lea más: Duque aumenta 25 % el pie de fuerza en Popayán

“Los lineamientos están constituidos en el decreto, pero son para la ciudad, para que pueda recuperar sus actividades de transporte, de abastecimiento, de libertad de locomoción y de libertad de empleo, porque hoy están siendo vulnerados y no podemos permitir que los sigan vulnerando bajo una mirada radical y obtusa en relación con lo que Cali necesita”, sostuvo Ospina.

Por lo anterior, el alcalde ordenó la conformación de una mesa interinstitucional en la que diferentes secretarías trabajen para lograr la reactivación y estabilización de la economía de la ciudad, siempre teniendo como “ruta imprescindible” el diálogo y el consenso.

Conozca más: Defensor del Pueblo pide a CIDH llamado para que se levanten bloqueos

“El diálogo es una ruta imprescindible, también es una ruta para poder construir concesos sin necesidad de la fuerza, pero para dialogar se necesitan dos, yo espero que quienes están en la mesa sean conscientes que hoy se están violentando libertades individuales”, puntualizó el mandatario.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis hizo un llamado “a la serenidad, a la calma” y a insistir y no desfallecer en el diálogo.

Lea además: Récord de muertes en Colombia por COVID-19: 540 en un día

“El diálogo es el camino para lograr un encuentro, no es momento de divisiones, no es momento de seguir por el camino de la violencia, no nos conduce a nada, nos conduce a destruirnos como sociedad. De manera que el llamado es a la confianza y a que busquemos los rumbos del diálogo y busquemos las soluciones prontas“, precisó Camargo.