Desde Cali el alcalde de Iscuandé, departamento de Nariño, José María Estupiñán, denunció la existencia de un plan para atentar contra su vida que lo obligó a abandonar el municipio, el mandatario pidió apoyo al Gobierno nacional y departamental para reforzar su seguridad y culminar su periodo.

“Tuve una alerta de la Policía, que había un plan para atentar contra mi vida, ayer en la mañana llamaron al escolta para decirle que había un plan para atentar contra mi persona, entonces pido al Gobierno nacional y al departamental, tomar medidas y reforzar mi seguridad para seguir gobernando desde mi municipio”, sostuvo el alcalde de Iscuandé.

El mandatario señaló que aunque hay varios grupos al margen de la ley en el territorio, desconoce de dónde provienen las intimidaciones y su objetivo.

“No sé de dónde venga esta situación, si es de grupos al margen de la ley o un tema político, porque como se aproxima un proceso político, estamos liderando este proceso en las comunidades”, agregó Estupiñán.  

El alcalde espera regresar en los próximos días al municipio para terminar su periodo como burgomaestre, no obstante también teme que producto de esta situación su familia sufra algún tipo de ataque.