El alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, se reunió con el presidente de la ANI, Dimitri Zaninovich, para buscar una solución definitiva a los derrumbes que se están registrando en la vía Bogotá – Villavicencio.

Durante todo el fin de semana estuvo cerrada la vía a la altura del kilómetro 64 + 200 como producto de la caída de material y lodo que se está registrando a diario.

“Necesitamos que la ANI nos dé una respuesta concreta frente a qué inversiones, qué contingencia se va a enfrentar este proceso que se desarrolla en la carretera, porque no podemos tener más pérdidas económicas, más pérdidas de vidas humanas y estos cierres que atemorizan a los usuarios de la vía y afectan de una manera tan dramática nuestra región”, dijo Barbosa. 

El alcalde de Villavicencio le pide claridad a Coviandes para que se establezca si en efecto estos derrumbes tienen que ver con la implosión de Chirajara que se llevó a cabo la semana pasada.

“Han venido sucediendo diferentes deslizamientos y derrumbes y queremos conocer si tiene algo que ver la implosión en la exposición de ese proceso, nos han dicho que se iban a utilizar diferentes cargas, se emplearon 200 kilos de explosivos y queremos conocer una respuesta frente al tema”, indicó.

De acuerdo con Barbosa, pese a que han buscado con insistencia a Coviandes aún no han obtenido una respuesta.