Tras la renuncia de la junta directiva de EPM, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero dijo que no se arrepiente de la millonaria demanda contra los constructores de Hidroituango, así haya causado esta decisión. Argumenta que solo debía consultarle al gerente y que lo hacen para defender dineros públicos.

A través de una carta, los directivos de EPM, presentaron su renuncia al alcalde de Medellín argumentando que no fueron tenidos en cuenta en decisiones de la compañía como la multimillonaria demanda de EPM a constructores de Hidroituango por sobrecostos.

“Decían que no se les había consultado varios temas, les mostramos en las juntas con actas firmadas por ellos que esos temas habían sido tratados y que no era potestad de la junta decidir sino del gerente y vicepresidente”, afirmó el alcalde de Medellín.

Ahora el mandatario deberá conformar una nueva junta directiva con cinco miembros los cuales podrá elegirlos de manera libre entre candidatos de gremios, la academía, y otros tres deberán ser representantes de la liga de usuarios.

La renuncia colectiva causó controversia y una tormenta en sectores políticos y económicos de la ciudad que a través de comunicados lamentaron la decisión.

Noticentro 1 CM& contactó a varios de los ex miembros de la junta directiva, pero se abstuvieron de dar declaraciones.

Publicidad