Con una favorabilidad de más del 80 por ciento como alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez tiene un futuro presidenciable.

«Me gusta lo público, tengo eso claro. Voy a buscar trabajo estos días también, tengo que trabajar. Me gusta trabajar, yo vivo de lo que trabajo», dijo el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga.

Estuvo ocho años como concejal y cuatro como alcalde. «Algún día en la vida por allá cuando esté más viejito o finalizado mi carrera política me gustaría inclusive volver a ser concejal de Medellín».

Por ahora piensa en descansar junto a su família, «ese tiempo que no he podido pasar con Margarita mi esposa y mis hijos Emilio y Pedro, mi sueño, esas cosas sencillas de la vida que tantos pueden hacer y que yo no he podido hacer estos cuatro años. Levantar a mis hijos temprano, darles el desayuno, llevarlos al colegio eso es lo primero».

Este martes concluyó su mandato entregando parte de las obras de la Universidad de Occidente.