Soacha aplica pico y cédula para usar Transmilenio hacia Bogotá

Gerardo Aristizábal - 25 de marzo del 2020 5:29 pm

Para poner orden y evitar las gigantescas aglomeraciones en los buses del sistema de Transmilenio, como las vividas este miércoles en la mañana en el municipio de Soacha, el alcalde Juan Carlos Saldarriaga, de común acuerdo con los gobiernos de Bogotá y Cundinamarca, decretó el pico y cédula para permitir la movilización ciudadana que debe salir de sus casas a trabajar y que está cobijada dentro de las excepciones dispuestas por el Gobierno nacional en lo relacionado con el aislamiento obligatorio que va hasta el domingo 12 de abril a la medianoche.

A partir de este jueves, los habitantes de Soacha que necesiten viajar a Bogotá accederán al sistema de Transmilenio así:

Cédulas terminadas en 1 y 0 entre 4.00 y 5.00 de la mañana.

Terminadas en 2 y 3 entre 5.00 y 6.00 de la mañana.

Cédulas terminadas en 4 y 5 entre 6 y 7 de la mañana.

Las terminadas en 6 y 7 tendrán el horario de entre 7:00 y 8:00 de la mañana.

Y las de 8 y 9 podrán usar los buses de Transmilenio entre 8:00 y 9:00 de la mañana.

Largas filas de adultos mayores

Pero el caos y desorden en Soacha no fue solo fue por la necesidad de millares de ciudadanos de ingresar a Bogotá a cumplir con sus labores.

Del dicho al hecho, hay mucho trecho. La orden presidencial de que los adultos mayores de 70 años deben permanecer en aislamiento obligatorio hasta el 31 de mayo, por ser las personas más vulnerables, ha sido muy difícil de poner en práctica.

Largas filas de abuelitos para reclamar los subsidios de Colombia Mayor, en el municipio de Soacha así lo comprueban.

“Me tocó venir a mí porque la remesa no se la dan a un segundo o a un tercero, porque nos toca poner la huella”, explicó Román Castro, un hombre de 80 años.

“A mí también me tocó venir porque a mi yerno no le entregaron mi subsidio”, agregó Gilma Arias, una jovial matrona de 75 años de edad, y residente en Soacha.

Y mientras los abuelitos hacían fila, en las calles de Soacha había muchos ciudadanos desacatando la orden de confinamiento ante la tristeza de profesionales de la salud, como la enfermera Mónica Flórez, funcionaria de la Secretaria de Soacha que dice no entender “cómo la gente sigue en la calle sin hacer caso: parece como si no vieran noticias y no se dieran cuenta de la cantidad de muertos que está dejando el coronavirus en todo el mundo”.