Barraquilla, que amaneció en alerta naranja al superar los más de 6.000 casos de Covid-19 adopta nuevas medidas contra la pandemia.

Se estableció otro cerco epidemiológico en el centro de la ciudad y las autoridades entregan explicaciones sobre el incremento de los infectados.

El triste récord de 798 nuevos contagios de Covid-19 en 24 horas con lo que Barranquilla llegó a un total de 6.013 casos, es, según la Secretaría de Salud, el reflejo de la indisciplina social de los barranquilleros.

«El incremento en el número de casos es una situación esperada, frente al incumplimiento de los ciudadanos de las medidas básicas como el uso de tapabocas, del distanciamiento físico y el cumplimiento del aislamiento preventivo«.

Señala el secretario de Salud de Barranquilla, Humberto Mendoza, quien advierte que aún no se ha llegado al pico más alto en la ciudad.

«Nos encontramos en los dos meses, junio y julio, dónde desde marzo estamos diciendo que se espera el incremento del número de casos de infecciones por Covid-19 en Barranquilla”.

El Secretario de Salud explicó que estas cifras corresponden a muestras tomadas en los últimos 14 días.

«Esas gestiones del Gobierno de búsqueda activa está demostrando una circulación viral activa, que hay una indisciplina social y eso explica el incremento progresivo en el número de casos«.

Tras la declaratoria de la alerta naranja en Barranquilla, el sistema de salud espera acelerar la atención a pacientes infectados por Covid-19.

A la fecha, se registran 10.882 casos confirmados en el departamento de Atlántico.